A propósito del Día Nacional del Libro conversamos con algunos docentes sobre libros y literatura (Marita Fornaro)

A continuación, compartirmos la charla con Marita Fornaro, Profesora Adjunta de Audiciones Programadas:

- ¿Por qué lees?

Porque no puedo vivir sin leer. Comencé a leer a los tres años y, 63 años después, no he

parado. No puedo parar. Ahora tengo lectura digital, pero cuando no la tenía, si estaba sin

un libro, leía cualquier cosa que tuviera a mano. Es compulsivo.

- ¿Qué es un libro para ti?

Conocimiento, placer, refugio.

- Lugar favorito para leer

Mi cama. Me gusta, además, leer en soledad.

- Momento del día favorito para leer

La noche… y si un sábado puedo quedarme toda la noche leyendo, es el mayor placer.

Aunque ahora lo alterno con series, todo sea dicho.

- Primer libro (con el que te iniciaste en la lectura)

Un libro que me regaló mi madrina, “Los maderos de San Juan”. Aún lo conservo. Eran

rondas para niños, romances españoles, ahora lo sé. Quizás por eso los investigué luego

durante años.

- Libros favoritos

Uffff… imposible. Pero “Cien años de soledad” está siempre al tope de la lista.

- Autor o autores favoritos

Otro imposible. Para ser coherente, García Márquez crea mundos maravillosos con una

prosa increíble.

- Género favorito

Novela. Siempre. Y, claro, miles de trabajos de antropología y musicología.

- Personaje literario favorito y ¿de qué libro es?

Paso. Hay demasiados.

- ¿Lees un libro por vez o varios a la vez?

Uno a la vez, si son novelas. Más de uno sería traición. Muchos a la vez, si estoy consultando

materiales de trabajo.

- ¿Cómo escoges los libros que quieres?

Ahora… busco en internet. Según mi estado de ánimo. Pero si tengo que entregar un trabajo

con una determinada fecha, tengo cuidado de no elegir uno que atrape demasiado, o pierdo

noción de tiempo, lugar y obligaciones.

- ¿Cómo escoges tu próxima lectura?

Según mi ánimo. Cuando quiero borrar el mundo (y lo he querido bastante en los últimos

años) uno de Stephen King. Me sumerjo y ya está: estoy en otro mundo.

- ¿Cómo marcas un libro para saber dónde te quedaste?

Depende del valor… jamás escribo o doblo páginas en los libros de musicología o

antropología. Una de mis personas más cercanas sostiene que el libro debe ser escrito,

comentado, para apropiárselo… pero las monjas, allá lejos, me enseñaron a respetar el

ejemplar en papel.

- ¿Re-lees los libros? ¿por qué?

Muchísimo. Para volver a disfrutarlos. La segunda lectura es maravillosa, ya no te distrae el

argumento. Revisito "Cien años de soledad" casi todos los años.

- Prefieres libros físicos o eBooks

Lo que haya… pero los libros físicos son objetos de pasión para mí. El Kindle me salva en los

viajes, en las vacaciones, y, debo reconocerlo, es muy cómodo si leo en la cama. Es regalo

de mi hijo, para introducirme (hace años) en la lectura digital. No podía verme acarrear

bolsos de libros para el mes de vacaciones.

- Libro que no recomendarías y ¿por qué?

No soy quién para no recomendar un libro. Del peor libro, lleno de maldad, puede

aprenderse a no repetir lo que contiene. Claro que un libro puede ser peligroso para quien

aún no está maduro. Terreno delicado.

- ¿Si un libro no te atrapa lo continúas o lo dejas?

Antes continuaba. Ahora no, no me queda tanto tiempo de vida.

- ¿Cuál es la cosa más rara o loca que has hecho por un libro?

Buscarlo durante años en Tristán Narvaja.