Homenaje a Néstor Rosa Civitate, por Fabricia Malán - Centro Nacional de Documentación Musical Lauro Ayestarán

 

Destacada trayectoria en la dirección coral del Este del país

 

La Asociación Coral Del Uruguay (ACORDELUR) ha decidido rendir homenaje a Néstor Rosa Civitate por su destacada trayectoria en la dirección de los Coros del Este de nuestro país el mismo día de su cumpleaños número 90 y del XIV aniversario de la Asociación. El viernes 13 de diciembre a las 20:30 horas se realizará un particular concierto en la Parroquia Sagrado Corazón, Seminario, auspiciado por la Intendencia de Montevideo y el Ministerio de Educación y Cultura. ‘Particular’, pues se escucharán dos obras del propio maestro Rosa en las cuales participarán doce coros provenientes de Las Piedras, Rocha,  Lascano, Minas, Maldonado, San Carlos y Montevideo bajo la dirección de Francisco Simaldoni, un coro de niños de San Carlos, los solistas Sandra Silvera, Alfonso Mujica y Delfi Gabiati como recitante, el Grupo de Danza Moderna dirigido por Hebe Rosa, guitarristas docentes de la EUM, la Orquesta Sinfónica Juvenil de SODRE y las direcciones de Fernando Condon y Esteban Farfán.

 

Foto: acordelur                                               

Rosa nació en Montevideo en 1923, desarrollando desde pequeño su capacidad musical. Recibió de su padre –Néstor Rosa Giffuni- las primeras lecciones de piano y posteriormente profundizó sus conocimientos de armonía y contrapunto con Carlos Estrada y piano con Guillermo Kolischer. En 1953 comenzó su labor como Preparador General de los Coros del Este, en 1954 fue Sub-Director y en 1955 Co-Director junto con su padre. Desde 1955 y durante 27 años, Rosa también ejerció la docencia en Enseñanza Secundaria, después de haber realizado el concurso  de oposición en Cultura Musical y Dirección Coral. A la muerte de Rosa Giffuni en 1958 su hijo continuó con la tarea de director, lo que hizo posible la continuidad del trabajo coral en esa zona del país.

En el año 1952 hubo un hecho que sin duda significó un cambio importante y un florecimiento del movimiento coral en el Uruguay, particularmente por su difusión. El Ministerio de  Instrucción Pública y Previsión Social (actualmente Ministerio de Educación y Cultura) bajo la dirección de Justino Zavala Muniz fomentó la iniciativa de la formación de ‘federaciones’ de coros del Interior del país, integrando a las agrupaciones que ya estaban funcionando y aquellos que se fueran formando en el futuro. El Asesor Musical, profesor Lauro Ayestarán, coordinó los esfuerzos del propio Ministerio con la Secretaría para el Interior del entonces Servicio Oficial de Difusión Radio Eléctrica, las asociaciones de Amigos del SODRE y actores locales del Interior del país para lograr concretar un plan de ‘irradiación cultural’1 a partir de un movimiento que ya era relativamente grande. Como forma de organización se dividió al país en tres grandes áreas de trabajo: las agrupaciones corales de la zona Este bajo la coordinación del maestro Néstor Rosa Giffuni y posteriormente Néstor Rosa Civitate; la zona Centro coordinada por el maestro Raúl Evangelisti y el Litoral por el maestro Eric Simon. Hubo también una coordinación mucho menos desarrollada para Montevideo bajo la dirección de Kurt Pahlen.

Para los grandes Festivales zonales se llegaron a construir escenarios adecuados para las actuaciones que podían albergar un número importante de coreutas y público. Es el ejemplo del Teatro de Verano de la ciudad de Rocha, creado para el primer Festival de Coros del Este, el 16 de enero de 1953 o el Teatro de Verano de la ciudad de Treinta y Tres para la realización del cuarto Festival de Coros del Este en diciembre de 1958, entre otros. Hasta el año 2008 se registran en la zona 40 Festivales de tal envergadura.

 

 

En un artículo publicado en el semanario Marcha, el 26 de Octubre de 1958, Lauro Ayestarán expresaba:    

 

La organización del movimiento es especialísima. El coro es propiedad del pueblo en que vive. El Ministerio le dota a través de su subvención, de un maestro y de la dirección técnica y artística. El resto se integra con los aportes oficiales y sobre todo particulares de la localidad. Conviene hacer cifras para el conocimiento cabal por parte del lector. La subvención oficial del Ministerio de Instrucción Pública apenas alcanza unos $ 4.000 mensuales. Con ellos se atienden 28 coros que realizan un festival y más de 60  presentaciones anuales. Si se poseyeran los medios económicos suficientes se podría doblar en pocos meses el número de asociaciones corales, consolidar la obra ya existente y remunerar más adecuadamente a sus directores y maestros preparadores.

De todas maneras, pienso que ésta es la mejor política de cultura porque si se hubiera planeado desde un comienzo un gran aparato oficial de extensión musical dotado de fuertes rubros, se corría el peligro de caer en los vicios de la burocracia. Aunque parezca increíble, el movimiento no tiene un solo empleado administrativo.

La Doctrina del movimiento es simple y clara: crear fuentes de producción musical, no sólo de consumición. La cultura de un pueblo –repetimos una vez más- se mide por lo que produce, no por lo que consume.

 

El maestro Néstor Rosa recorría las diferentes localidades donde se encontraban los coros, dirigiendo y preparando el repertorio para cada uno de ellos y para los festivales o encuentros que hubiere. La actividad coral ha sido muy intensa en general no sólo por las actuaciones en los Festivales zonales, sino también por otro tipo de encuentros de índole local, nacional, internacional y las giras que oportunamente realizaron algunos de los coros que dirigía Rosa. Creo importante mencionar algunos de estos eventos, significativos por su magnitud, por sus críticas, por las intervenciones del maestro Rosa Civitate.

En el año 1956, al cumplirse el Bicentenario de la ciudad de Maldonado, se realizó el III festival en el balneario de Punta Ballena, inaugurando allí el Teatro de Verano con un concierto donde participaron los coros del Este, la orquesta del SODRE, la solista Virginia Castro y el recitador Mario Vázquez. En la tercera parte del programa se interpretó el Himno Nacional, la Elegía: a la memoria de José Enrique Rodó de César Cortinas y La Patria Vieja de Eduardo Fabini.

En el año 1964 se grabó y se editó un Long Play con las mejores actuaciones de los Coros del Este. En 1977 se llevó a cabo un Festival Extraordinario de los Coros del Este en la Fortaleza de Santa Teresa, Rocha, el 6 de febrero donde se interpretó la cantata compuesta por Néstor Rosa La Leyenda Patria (versión sinfónico-coral sobre textos seleccionados de la obra de Juan Zorrilla de San Martín ) y la Elegía: a la memoria de José Enrique Rodó de César Cortinas con el acompañamiento de la orquesta del SODRE, el barítono Miguel Amaro, el tenor Juan Carlos Belloni y el recitador Gabino Méndez Blanco. En mayo de ese mismo año se rindió homenaje nacional a Eduardo Fabini. En un acto realizado en el patio de la escuela de su ciudad natal, Solís de Mataojo, fue interpretada su obra La Patria Vieja con la actuación de los Coros del Este dirigidos por Rosa Civitate y la orquesta del SODRE.

En noviembre de 1978 se realizó un Festival Interzonal en La Pedrera, con la actuación de los Coros del Centro, Litoral y Este -bajo la dirección de Rosa-, la soprano Ingrid Soldevila, el recitador Mario Vázquez y la orquesta del SODRE. En 1978 se llevó a cabo el I Festival Internacional de Coros en La Paloma, Rocha, donde participaron agrupaciones de Córdoba, Tucumán, Salta, Rocha y Montevideo. En 1980, se estrenó la Cantata a Rocha, música compuesta por Néstor Rosa y texto de Ángel María Luna, entre otros varios eventos como giras internacionales y Festivales internacionales y de Coros Orientales.

Como forma de homenaje, en el concierto del 13 de diciembre del corriente se interpretarán dos obras de la autoría de Rosa: 1811 y la Misa Coral Oriental.

1811 fue compuesta en el año 1986, poema épico-lírico sobre la gesta de la independencia Oriental. La obra fue estrenada el 29 de noviembre de ese mismo año por los Coros del Este en la plaza pública de la ciudad de Maldonado. Esta será la segunda vez que se interpreta la obra que contiene intervenciones de coro, orquesta, coro de niños y cuerpo de baile. Rosa decía al respecto: “Tiene todos los elementos, porque yo lo hice para los Coros del Este, no lo hice pensando en una difusión más grande, lo hice para los grupos que trabajaban conmigo. Primero fui haciendo el texto… y después fui bosquejando cosas… a veces me venía una idea y la anotaba en el ómnibus, o en un hotel… porque estaba permanentemente viajando…”2

Por otra parte, también se interpretará su Misa Coral Oriental, compuesta en 1998 y estrenada en ese mismo año con los coros de Castillos, Rocha, Lascano y Las Piedras en el Salón de los Pasos Perdidos del Palacio Legislativo. En cada una de las partes de esta Misa, Rosa utilizó ritmos que están presentes en el  folclore urbano y rural del Uruguay (candombe, murga, pericón y otros). “Me atrajo la estructura”, expresaba.

Esta obra fue interpretada por lo menos cuatro veces entre el año de composición y el 2011, este último concierto fue realizado en la localidad de Las Piedras, en un homenaje al maestro y cantaron en él varios coros que fueron partícipes de la federación de los Coros del Este en su momento.

El movimiento coral ha sido muy importante en nuestro país desde hace largas décadas. A veces con mayor entusiasmo y difusión, otras con menor intensidad, en algunas zonas con mayor desarrollo y trayectoria, otras con menor historia pero siempre presente. Será esta una oportunidad para conocer las obras compuestas por el maestro Néstor Rosa Civitate, para recordar el tiempo de las federaciones corales, para escuchar a los coros que actualmente están en actividad, para disfrutar de la expresión musical grupal, reuniendo voces, instrumentos y danza.

 

[1] Referencias: Acta Nº 1496 de la Comisión Directiva del SODRE, año 1954; Periódico El Bien Público, 8 de octubre de 1952; Martínez Arrigoni, Mireya y Cola Piña, Carlos A., 1996, Rocha canta por todo lo alto. Cincuenta años de arte coral. Rocha: Imprenta Rocha, 90.

[2] Entrevista a Néstor Rosa Civitate. Fabricia Malán: Montevideo, 1 de diciembre 2013.

Image: