Música para los oídos, por Lucía Santos - Licenciatura en Ciencias de la Comunicación

 

Octubre quedó atrás y con él las Entrevistas Musicadas: un ciclo organizado por la Escuela Universitaria de Música (EUM) en conjunto con UNI RADIO, la radio de la Universidad, y la Licenciatura en Ciencias de la Comunicación.

Durante cuatro noches el Auditorio del Edificio Facultad de Artes recibió a destacados músicos uruguayos, que hablaron de sus orígenes, trayectorias e influencias: Esteban Klisich, Eduardo “Toto” Méndez, Fredy Pérez, Diego Azar, Renée Pietrafesa, Juanita Fernández, Andrés Bedó y los músicos de El Conversatorio. Asimismo, compartieron recuerdos y deleitaron al público interpretando parte de sus repertorios y realizando improvisaciones.

Al entrar al auditorio el espectador se encontraba con una escena ambientada con antiguas radios de madera, discos de vinilo colgando desde el techo, carteles luminosos de AIRE –como en los viejos estudios de radio- y un cartel colgando al fondo con el nombre del ciclo; de esta manera se recreaba el espíritu de las fonoplateas de los años 50. En una esquina del escenario una pequeña mesita, sillas y micrófonos indicaban el sitio de las entrevistas. Esta ambientación fue diseñada y montada por Jimena Ríos, egresada de la Escuela Municipal de Arte Dramático.

El ciclo contó con la conducción general del comunicador radial Alejandro Puig y con la participación de Olga Picún y Leonardo Croatto como entrevistadores.

 

La bienvenida

Se apagaron las luces y se escuchó la señal de ajuste de UNIRadio y el spot promocional del ciclo, como contraparte sonora de la escena radial.

Los directores de EUM y UNIRadio dieron la bienvenida al público y agradecieron su presencia a los músicos invitados. “Esperamos conocer a los músicos de forma diferente y no sólo escuchar canciones, sino también conocer facetas de la música uruguaya que nos pueda dar herramientas y material para investigaciones, autorreflexión y disfrute”, puntualizó el músico Ernesto Donas, director de la EUM. Asimismo, agradeció al Programa de Desarrollo Institucional en Educación Permanente (UDELAR), a través del cual se financió este proyecto.

Por su parte Oscar Orcajo expresó su satisfacción por esta iniciativa y señaló que la realización de esta actividad conjunta con la EUM se debe a que “creemos que la radio de la universidad debe estar al servicio de la comunidad universitaria y por supuesto de la sociedad uruguaya”.

Luego de los saludos inaugurales, subió al escenario Alejandro Puig : “Bienvenidos, esto es un programa de radio así que, bienvenidos a la comunicación, bienvenidos al encuentro de la radio, de la fonoplatea”, decía el conductor dando por comenzada la primera jornada.

 

Integración de estilos

Las entrevistas comenzaron con la voz y guitarra de Esteban Klisich y la guitarra  de Eduardo “Toto” Méndez, dos músicos provenientes de ambientes distintos pero que a lo largo de su vida artística han compartido grabaciones y escenarios, demostrando que los ámbitos de la música culta y popular pueden compartir espacios e influirse mutuamente.

En referencia a su estilo, a la música culta y a sus incursiones en la música popular Esteban Klisich señaló la importancia de contar con “la suficiente  libertad como para navegar por todos los lugares que a uno estéticamente le parezca necesarios” y agregó que en su época, cuando se referían a la música nueva “siempre decían que había que mezclar la música atonal con la música popular...”

Por su parte Eduardo “Toto” Méndez, con más de cincuenta años de carrera profesional, quien fuera uno de los guitarristas de Alfredo Zitarrosa, afirmó “como guitarrista popular e instrumentista, reconozco que la guitarra clásica en este país también ha aportado muchísimo a la guitarra popular”, a lo que Klisich agregó “y viceversa”.

Durante esta primera sesión de Entrevistas Musicadas, se escucharon fragmentos del Concierto para guitarra y orquesta de cuerdas “El oriental” de Esteban Klisich y de Casabó, una canción de Klisich con arreglos de guitarras de Toto Méndez. También interpretaron música en vivo. Esteban cantó La mula perdida y Naif, y una versión del tango Farolito de Papel con letra de Mario y Teófilo Lespés y música de Francisco García Jiménez. Por su parte Toto Méndez ejemplificó distintos toques de chamarrita, milonga y milongón.

 

 

Versión e innovación

El 17 de octubre Fredy Pérez y Diego Azar mostraron cómo es posible componer música y realizar versiones, desde un trabajo individual, autodidacta, combinado con la investigación. Ambos artistas se formaron intuitivamente y fueron construyendo su espacio de creación según sus necesidades e inquietudes musicales.

Azar es ingeniero informático. Editó dos discos con su propia música, Almohadones (2008) No (de Santo Azar) (2011). Explicó que no le gusta atarse a ningún estilo, para no sentir que está repitiendo. Con su tiple de doce cuerdas, que trajo de Colombia, afinado "al Azar" -sin seguir un método-, Diego interpretó temas de la Orquesta Subtropical, banda que inició a fines de 2009, junto a los músicos que participaron en Almohadones, editado en 2008 por Ayuí / Tacuabé.

Fredy Pérez ha acompañado con su guitarra a muchos músicos y hace pocos años sorprendió como intérprete re-creador de versiones. Fredy explicó que estas versiones las hace tarareando la melodía y sin un método específico. Para Diego, Fredy es el “João Gilberto uruguayo”, porque sus versiones crean una nueva música.

Diego Azar explicó que para componer e interpretar, experimenta y realiza búsquedas.  Reconoció que “esa actitud en Uruguay siempre existió, se fue perdiendo a través de los años, del academicismo, acá la actitud era de búsqueda y es muy sana. Hoy en día hay un temor a quedar mal parado”. El músico dice que trata de quitarle importancia a los errores, que puedan suceder mientras toca.

Durante esta segunda entrevista del ciclo, se pudo escuchar a Fredy Pérez tocando fragmentos de temas que cantaba en sus comienzos; temas como Guitarra vino y rosas de Horacio Guarany. También tocó su versión de Las tonadas son tonadas de Cristino Tapia y a pedido del público cantó una hermosa versión de Canción 2 de San Gregorio de Eduardo Darnauchans. Además de tocar algunos temas en conjunto, Diego interpretó música de su autoría, por ejemplo, Canción sin maquillaje del disco Almohadones y se escucharon algunos fragmentos de su proyecto de Orquesta Subtropical.

 

 

Nuevas tendencias

La tercera entrevista contó con la presencia de Renée Pietrafesa y Juanita Fernández, juntas por primera vez en un escenario y con la presencia del músico y docente Leonardo Croatto que dialogó con ellas sobre las nuevas tendencias musicales que incluyen la electroacústica, la música concreta y la música electrónica.

Renée dio cuenta de su amplia trayectoria como compositora, intérprete, directora de orquesta, pedagoga, pianista, organista, clavecinista. Recordó su niñez en la quinta de El Prado, a donde acudían muchos músicos y destacó la figura de su madre como “gran pianista y gran pedagoga”, que fue quien la inició en la música.

Desde su condición de intérprete Renée retomó la expresión francesa touché, para referirse al modo de tocar: “el toque del instrumento te viene del alma, pero hay que ser lo suficientemente sutil y dúctil para que los dedos trasmitan dentro de lo posible lo que se está sintiendo”.

Juanita, por su parte, se refirió al repertorio del siglo XX para ensamble de percusiones y enfatizó cómo Edgar Varèse y Amadeo Roldán marcaron una nueva época con sus obras Ionization y Rítmicas, respectivamente. Asimismo, durante el diálogo entre ambas, Renée subrayó la importancia de John Cage y su influencia liberadora sobre la música, compositor a quien Juanita reconoce como una influencia, al igual que Steve Reich.

Uno de los temas principales de la noche fue la improvisación, cuyas ideas volcaron en improvisaciones individuales y a dúo. “Para mí es esencial la improvisación, porque es un contacto muy estrecho con uno mismo y la sorpresa que uno puede tener consigo mismo de lo que está haciendo, es un hecho mágico” destacó Renée Pietrafesa.

Durante esta tercera entrevista se escucharon varias composiciones de Renée: Pieza n° 1 para piano preparado (1987) del disco Mutabile, editado en 2000 por Ayuí/Tacuabé y Travesuras para para oboe, clave, piano, contrabajo, sintetizador, marimba, vibráfono, órgano, timbales y bongo del disco Renée Pietrafesa Bonnet… música acústica, mixta y electroacústica, editado por Sondor, una obra electroacústica, con fragmentos escritos e improvisados; y una pieza de música concreta, en la que utiliza una grabación de la voz de Pierre Schaeffer, creador de la música concreta, combinada con otros sonidos grabados en Montevideo.

Por último ambas artistas hablaron del rol docentes en la improvisación, de la importancia de conocer el instrumento para improvisar con libertad, y para cerrar la noche, realizaron una improvisación en la que participó el público.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Una improvisación siempre parte de algo”

El cierre del ciclo vino de la mano del pianista, compositor y docente, Andrés Bedó, quien dialogó con la musicóloga Olga Picún, contó de sus comienzos como músico profesional y se refirió particularmente al ambiente de la música popular uruguaya de los años setenta y ochenta.

Bedó estuvo acompañado por El Conversatorio, un grupo que él mismo creó en el ámbito de la materia Práctica de conjunto de músicas no académicas, con el propósito de generar espacios de interacción musical entre profesores y alumnos, y donde la improvisación tenga un papel fundamental.

Durante la jornada, un tema central fue la improvisación: cómo hacerla y cómo enseñarla. Para Bedó “una improvisación siempre parte de algo”, de manera que invitó al público a que propusiera un motivo melódico y rítmico con el fin de tomarlo como base de una improvisación. Entre los presentes se encontraba la cantante Laura Canoura que con su voz dio el puntapié inicial e improvisó con los músicos en el  escenario.

Además de las improvisaciones el grupo interpretó temas de Bedó, entre ellos, Adiós lentes negros del disco Yo sé que ahora vendrán caras extrañas (1987), Crepúsculo con Monk, Una brisa, Cheek to cheeck tu chick y, para cerrar la noche y el ciclo, Un bolero suspendido.

El grupo estable del El Conversatorio lo integran, además de Bedó, Juan Ibarra en batería, Andrés Pigatto en contrabajo y Luis Gutiérrez (quien no pudo participar de la jornada). El contrabajista Roberto de Bellis, egresado de la EUM, fue el invitado especial del grupo.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Este ciclo recibió el apoyo del Estudio de Música Electroacústica (eMe) a través de Juan Martín López, quien se hizo cargo junto con Leonardo Croatto del sonido de sala y del registro en audio del ciclo completo de Entrevistas Musicadas. A partir de estos registros Picún y Crotatto, junto con el eMe y estudiantes de la Licenciatura en Ciencias de la Comunicación, elaboran cuatro programas que serán retransmitidos por UNI RADIO 81.9 FM y Radio Uruguay SODRE 10.50 AM. Asimismo, Esteban Rodríguez, Andrea Celi y Lucía Santos, también de la Licenciatura en Ciencias de la Comunicación, llevaron a cabo el registro audiovisual de todo el ciclo, cuyos programas estarán disponibles en la página electrónica de la EUM (www.eumus.edu.uy).

Image: